ACTUALIDAD

El Montakit Fuenlabrada se vio superado por un Morabanc Andorra con más aplomo en su juego que venció con claridad por 96 – 78. El domingo (12:30 horas) regresamos a casa para recibir al Herbalife Gran Canaria.



24 de abril de 2017
Ansiosos

Había ganas de mejorar para limpiar la imagen dejada la pasada jornada en Murcia, en algo se mejoró, pero distó mucho de ser suficiente para ser competitivos y optar a la victoria. El Morabanc Andorra llevó el control del partido y supo responder a cada intentona fuenlabreña para acabar ganando con claridad por 96 – 78.

Porque tan cierto es que nuestra defensa volvió a ser floja como que el equipo trató de volver al partido una y otra vez. Esas ganas de mejorar suelen transformarse en energía positivia cuando las cosas van de cara, pero cuando se tuercen pueden dar lugar a ansiedad. Y eso es lo que nos ocurrió a nosotros.

Solo desde la ansiedad se entiende que en la primera parte regaláramos dos canastas al rival por ir a taponar y tocar el tablero en unos tiros que no entraban. Solo desde la ansiedad se comprende que demos un manotazo a la red al intentar palmear un triple propio que acababa dentro y que por ello fue invalidado. Solo la ansiedad da lugar a fallar 12 tiros libres de 25. Taponar sin freno, palmear sin control, errar desde el 4,60 sin defensa. Son en total 19 puntos regalados solo en las acciones descritas en este párrafo.

Y todo ello ante un rival que cuando juega en su casa es todo menos ansioso. Los andorranos se desenvuelven con enorme seguridad como locales, sabedores de su fortaleza: ya han ganado 13 de 14 partidos en su pabellón. Así supieron sacar las primeras rentas al inicio del segundo cuarto (28 – 18) y relanzarse tras una tímida reacción fuenlabreña (29 – 25) para irse al descanso con mucho trabajo ya adelantado (49 – 33).

A la vuelta de vestuarios vimos al mejor Montakit Fuenlabrada, apretando en defensa, lanzándose al contraataque y resolviendo bien en estático. En apenas unos minutos nos pusimos cerca (55 – 49). Pero en cuanto nos encontramos un par de contrariedades nos llegó de nuevo el agobio, concatenamos un fallo tras otro en el tiro libre y nuestra defensa volvió a su blandura original. Total, que en el minuto 28 los locales alcanzaban su máxima renta (74 – 50).

Restaban 12 minutos y solo un milagro nos podía proporcionar el triunfo. E hicimos la mitad del trabajo pues un buen parcial de 5 – 18 del Montakit Fuenlabrada dejó la diferencia por debajo de la mitad (79 – 68). quedaban aún seis minutos de partido. Era la progresión adecuada. Pero no dimos un paso más para ver si pasábamos la ansiedad al rival. De nuevo los andorranos nos sobrepasaron cuando lo necesitaron y los 20 puntos de ventaja volvieron tres minutos más tarde. Y ahí se quedaron hasta el final.

El domingo que viene (12:30 h) regresamos a casa. Lo hacemos después de dos malos partidos a domicilio que han llegado tras dos buenas actuaciones (triunfo en Manresa y pulso de tú a tú con el Madrid). Es hora de retornar a la competitividad ante un rival tan duro como será el Herbalife Gran Canaria.

Departamento de Comunicación del Montakit Fuenlabrada.     

Imagen de ACBPhoto.




GALERÍA

MBA-MFU (41).jpg 

REDES SOCIALES

FACEBOOK

TWITTER

Google +

https://www.paykasabozdurmaa.com/