ACTUALIDAD

El Montakit Fuenlabrada pierde 63 – 75 contra el Obradoiro en el último partido en casa de la temporada. El equipo al completo salió a las puertas del pabellón para despedir en persona a los aficionados y agradecer el apoyo recibido.



11 de mayo de 2017
Querer, no poder y despedirse bien

La pescadilla que se muerde la cola. Las piernas no van como uno quiere, la cabeza se aturulla y eso bloquea aún más las piernas. En el último partido en casa quizá sorprendió a los aficionados la presencia de tres jóvenes canteranos con el equipo: Víctor Moreno, Guillermo Mulero y Osas Ehigiator. La razón es que ni Ivan Paunic ni Chema González podían jugar por lesión. Además, estaban tocados Paco Cruz y sobre todo Ian O`Leary.

“Ha habido partidos en los que he terminado cabreado porque el equipo había desconectado, pero no es este caso. Hoy de verdad pienso que lo hemos intentado, que hemos querido pero no hemos podido, las piernas ya no nos iban y la cabeza lo nota”. Jota Cuspinera, en rueda de prensa.

Y todo ello sin quitar un ápice de mérito al Río Natura Monbus Obradoiro, superior a partir del segundo cuarto del partido. Los gallegos también tendrán su cansancio y sus problemas físicos, claro, pero los han superado mejor. Quizás ahora es cuando se note más el peso de los 14 partidos extras de la Eurocup que ha disputado nuestro equipo.

El equilibrio fue la tónica en los primeros minutos, con un constante vaivén en el marcador. Nuestra última ventaja llegó tras un triple de Paco Cruz, de los más acertados en nuestro equipo, que nos ponía 21 – 18 en el minuto 12. Pero en los minutos previos al descanso el Obra tomó ventaja (31-36) y la reafirmó tras la reanudación haciendo valer su superioridad en centímetros y su mayor tino en el lanzamiento exterior.

La renta se estabilizó en torno a la decena. Ni ellos sentenciaban ni nosotros remontábamos. Lo más cerca que estuvimos fue con el 55 – 60 a cinco minutos del final, pero la reacción la frenó McConnell con un triple lejanísimo tras una muy buena defensa fuenlabreña que devolvió la tranquilidad y el control a los suyos. Poca emoción más hubo hasta alcanzar el definitivo 63 – 75.

Pero aún quedaba una sorpresa extra. La tarde había comenzado con un nuevo homenaje al Partizan de 1992 que sembró la afición al baloncesto en nuestra ciudad y acabó poniendo como protagonista precisamente a esa afición fuenlabreña que tanto elogio merece. El cuerpo técnico agradeció el apoyo desde el parquet y la plantilla de jugadores al completo lo hizo personalmente con los aficionados en las puertas de salida del pabellón. Una novedad más tras dos décadas en la élite. Una muy buena manera de despedirse hasta la próxima temporada. Será la número 20 en ACB.

Departamento de Comunicación del Montakit Fuenlabrada.

Foto de Emilio Cobos.




GALERÍA

1617_MFU-RNM (34).jpg 

REDES SOCIALES

FACEBOOK

TWITTER

Google +

https://www.paykasabozdurmaa.com/