ACTUALIDAD

El Montakit Fuenlabrada acaba la duodécima jornada en tercera posición de la Liga Endesa, empatado con el Valencia a nueve victorias, ocho de ellas sentenciadas en los segundos finales de los partidos



17 de diciembre de 2017
Maestros del suspense

Un quinteto ideal compuesto por Christopher Nolan, Quentin Tarantino, Brian de Palma, David Fincher y Alejandro Amenábar con Alfred Hitchcock como entrenador en el banquillo podría como mucho empatar con el Montakit Fuenlabrada y nuestros maestros del suspense.

De los creadores de la gran remontada contra el Joventut, ayer vivimos otra entrega de intriga, esta vez en una sala recién estrenada en la categoría, el Coliseum de Burgos, un escenario magnífico repleto de espectadores que traspasaron su papel y se convirtieron en copartícipes de lo que ocurría en la pista.

El guion nos deparaba un planteamiento un tanto dramático para nosotros, con ataques bien gestionados pero sin rematar por culpa de tiros errados y pérdidas absurdas, y una defensa que quería pero no podía (18 – 7, minuto 9).

El nudo incluía héroes descollantes como Marko Popovic con cinco triples casi consecutivos en el tercer periodo y otros más secundarios pero igual de importantes para dar solidez al desarrollo de la película, tales eran los casos de Blagota Sekulic y Rolands Smits con 22 rebotes y 21 puntos entre ambos.

Al 53 – 54 del final del tercer periodo se llegó tras giros inesperados y momentos dramáticos, como nuestro sufrimiento desde la línea de tiros libres. Habría sido mejor que nos hubieran dejado sacar de banda tras cada falta en lugar de llevarnos a la línea del 4,60.

Y el desenlace, el enésimo capítulo en el que no sabemos quién es el bueno ni quién el asesino hasta que el último fotograma no ve la luz. El cuarto periodo nos trajo seis cambios de liderato en el marcador y un final en el que el héroe no tuvo nombre propio por una brillante cesta, sino que el mérito fue colectivo – defensivo.

A 34 segundos de la conclusión una canasta de Paco Cruz puso el 69 – 70. Y a defender. Una primera jugada en la que forzamos el error de Fisher, lástima que rozáramos el rebote pero no pudiéramos capturarlo.

Subía la temperatura. En la segunda intentona fue Huskic quien no pudo anotar y Eyenga, esta vez sí, se hizo con el rechace y recibió inmediatamente la falta. Anotó uno de los dos tiros libres y puso el 69 – 71.

Llegaba el clímax. Los ocho mil aficionados de Burgos se ponían en pie para empujar y celebrar la canasta ganadora. Los 300 de Fuenlabrada se disponían a defender junto a los cinco héroes en pista. Restaban 14 segundos y de nuevo a bajar el culo. El jugón de 1,85 metros Corey Fisher quiso ser el “prota”, pero enfrente tenía los 201 centímetros y toda la potencia de Ian O’Leary quien aguantó una finta, dos, tres, llevó al rival al límite y le obligó a lanzar casi sobre la bocina con la mano del fuenlabreño muy muy cerca… la pelota vuela, vuela, vuela… y se queda corta. FIN.

Departamento de Comunicación del Montakit Fuenlabrada.

Foto de ACBPhoto – San Pablo Burgos.




GALERÍA

1718_BUR-MKF (17).jpg 

REDES SOCIALES

FACEBOOK

TWITTER

Google +

https://www.paykasabozdurmaa.com/