ACTUALIDAD

Sobrio partido del Montakit Fuenlabrada que se sintió cómodo en Bilbao desde el primer minuto y dominó en el marcador hasta el final aguantando el apretón de los locales en el último tramo. Llegó la duodécima. Seguimos haciendo historia con este 77 – 83.



04 de febrero de 2018
De principio a fin

De esos días que te sientes a gusto en el parquet, que notas que lo que has preparado durante la semana funciona en el partido. Y eso es buen síntoma. Tiene además el mérito añadido de hacerlo como foráneos, sin el abrigo de la afición. Tanteo inicial, estacazo mediado el primer tiempo y buena gestión de la renta en la segunda parte. Parece fácil, no lo es, por eso es digna de gran celebración la duodécima victoria que hemos logrado hoy en Bilbao.

En muchas crónicas se destacará el nombre de Marko Popovic, no sin justicia pues de su mano salieron dos triplazos en los últimos minutos que sentenciaron el partido, pero el de hoy fue un triunfo muy coral. Lo dice la estadística que muestra a cinco jugadores con diez o más puntos anotados, así como resalta las 17 asistencias repartidas entre nuestros chicos, sin olvidar que los que salieron desde el banquillo acumulan el mejor balance en el +/- de hoy. Con ellos en pista anotamos mucho más que lo que encajamos.

Pero más allá de los fríos números, la sensación permanente que irradió el equipo en Miribilla fue de unión, de saber manejar el encuentro, de apoyo constante entre los compañeros, daba igual quien estuviera en pista, el Montakit Fuenlabrada era fiel a su estilo y se imponía al rival.

Sobre todo cuando mediado el primer cuarto cambiamos de marcha en defensa. Varias jugadas vizcaínas acabaron con los 24 segundos de posesión totalmente consumidos, forzamos tiros incómodos del rival, logramos robos de balón y cestas en transición. Un parcial de 6 – 24 nos disparó hasta el 21 – 34, era el minuto 14.

Quedaba muchísimo partido pero el encuentro quedó muy marcado por ese parcial, tanto en lo anímico como en lo práctico. El Montakit Fuenlabrada había dejado patente su poderío y logró que tuviera su correspondiente traducción en el marcador donde ya nunca dejó de dominar.

Es cierto que nuestra defensa no repitió ese nivel de excelencia en toda la segunda parte y el choque entró en un interminable intercambio de cestas en uno y otro lado del campo. La renta se mantenía (33 – 46 al descanso; 43 – 56, minuto 25; 59 – 69, minuto 31). Era de esperar que el orgullo de los bilbaínos les diera una última oportunidad en la recta final del partido. Y así fue. Dos robos con sus consiguientes contraataques pudieron convulsionar el encuentro (67-71, minuto 34), pero allí apareció Marko Popovic para cortar la reacción con una canasta doble, una asistencia a Sekulic y un triple que nos devolvían la tranquilidad (70 – 78 a dos minutos del final).

Aún hubo un último sobresalto con el 75 – 78 a un minuto de la conclusión, pero de nuevo el fuenlabreño con el 2 a las espalda desbrozó el camino hacia la victoria con un triple bien trabajado por todo el equipo. Una última y bellísima canasta de Sekulic sentenció el triunfo por 77 – 83. El duodécimo en 19 jornadas. Es la mejor marca de nuestra historia, igualada con la lograda en la campaña 2000/2001. Sigamos disfrutando de esta temporada de principio a fin.

Departamento de Comunicaicón del Montakit Fuenlabrada.

Foto de ACBPhoto – Arrizabalaga.




GALERÍA

1718_RBB-MKF (17).jpg 

REDES SOCIALES

FACEBOOK

TWITTER

Google +

https://www.paykasabozdurmaa.com/