ACTUALIDAD

El Montakit Fuenlabrada tuteó durante gran parte del partido al conjunto malagueño en un partido reñido hasta que cuatro triples consecutivos de los malagueños asestaron el golpe definitivo



05 de octubre de 2018
El tremendo acierto triplista del Unicaja dinamitó un partido muy igualado

Al final este es un juego en el que hay que meter la pelota por el aro. Simple, aunque los vericuetos alrededor de la acción final nos llevan en ocasiones o dispersarnos de lo esencial, meterla. Y anoche el partido fue disputado en cada detalle, igualado en cada rebote, con alternativas tácticas muy interesantes. Pero ellos tuvieron más tino en ese giro de muñeca, ese acariciar con la yema de los dedos el balón para dirigirlo con la altura, la distancia y la fuerza precisas para que encuentre el interior de la circunferencia anaranjada.

Y por eso ganaron, porque con un 18 de 33 en triples es muy difícil que se te escape un partido. Mucho mérito el de los andaluces anoche considerando que venían de una semana con viaje a Lituania incluido. Plantillón el suyo.

Pero como decíamos, el partido fue disputado, con alternativas al frente del marcador durante toda la primera mitad. Un intercambio de golpes del que no rehuyó ninguno de los jugadores que salieron al parqué.

Al descanso los equipos parecían reflejarse en un espejo, calcados porcentajes de tiro, muy similares rebotes en defensa y ataque, equilibrio en pérdidas y recuperaciones. Solo en faltas estábamos nosotros más cargados.

En el tercer periodo el Unicaja mantuvo su enorme acierto y nosotros comenzamos a bajar el nivel de puntería. Poco a poco los visitantes fueron abriendo hueco, cual hormiguitas, hasta el 58 – 67 con que concluyó el cuarto, la máxima diferencia hasta ese momento.

Pero el Montakit Fuenlabrada no estaba dispuesto a entregarse. Salida en una activa defensa zonal y tres fogonazos consecutivos en ataque para un parcial de 8 – 0 que devolvía el partido a su estado natural, el equilibrio. 

Incluso tuvimos balón para habernos puesto por delante, pero ni la reacción del Montakit Fuenlabrada ni la presión del público hicieron temblar la muñeca de los visitantes. Cuatro triples enlazados devolvieron la ventaja casi a la decena: 70 – 79, minuto 35. Y de ahí ya no nos pudimos levantar a pesar del empeño que en ello pusimos. El resultado final (79 – 93) no responde a lo que fue el transcurso del partido, si bien toca reconocer que el Unicaja fue justo vencedor.

Como esta temporada va a ser un no parar, ya estamos a tan solo 48 horas del próximo partido, y no es uno cualquiera, es el primer derbi del curso ante el Movistar Estudiantes. Será en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid el domingo a las 12:30 horas. Se podrá seguir en directo en televisión en Movistar + en el dial 54 y en radio a través de Onda Fuenlabrada.

Departamento de Comunicación del Montakit Fuenlabrada.

Imagen de Emilio Cobos




GALERÍA

_EC10798.JPG 

REDES SOCIALES

FACEBOOK

TWITTER

Google +

https://www.paykasabozdurmaa.com/