ACTUALIDAD

El Montakit Fuenlabrada se estrena a lo grande en la Basketball Champions League con un triunfo por 88-89 en la pista del Brose Bamberg. Increíble remontada en el último minuto coronada por un canastón para el recuerdo de Paco Cruz



11 de octubre de 2018
Cómo mola el baloncesto… ¡Y si encima ganas!

Cuando decidimos usar el lema “imaginaque” a lo largo de esta temporada es que algo nos olíamos. El equipo que se estaba conformando, los tres excelentes últimos años, la doble competición… la campaña es propicia para que los aficionados imaginemos cuántas cosas podemos vivir junto a nuestro Montakit Fuenlabrada.

Por ejemplo, que imaginemos que por primera vez ganamos en Alemania, allí donde habíamos caído en cuatro ocasiones, casi siempre con estrépito. Y que lo hagamos, además, ante uno de los grandes favoritos para alcanzar la Final 4 de la Basketball Champions League. Y que esa victoria llegue tras un gran partido en el que necesitamos la proeza de una remontada en el último minuto, concluida con épica mediante un canastón desde unos 10 metros sobre la bocina del final del partido.

Esa postrera acción puede será recordada por Paco Cruz, su autor, para siempre. Como durante mucho tiempo tendremos en la memoria una remontada de casta que nos hizo pasar del 82 – 74 al definitivo 88-89 en los últimos 47 segundos del partido. Pero ello no ha de eclipsar los 39 minutos precedentes.

Porque ha sido un partido jugado sin máscaras, entre dos equipos que han intercambiado golpes desde el primer momento, corriendo siempre que era posible, con una defensa valiente y con acciones de mucha clase en uno y otro bando. Un encuentro atractivo para el espectador neutral, de muchos nervios para el seguidor fuenlabreño.

En la primera parte llevamos casi siempre la iniciativa en el marcador, pero el Brose encontraba respuestas, sobre todo a través de Rice, para seguirnos muy de cerca. Tanto que al descanso nos fuimos empatados a 44. Para entonces Paco Cruz ya había servido toda una exhibición ofensiva (acabó el choque con 22 puntos) y Talib Zanna había acumulado méritos a ambos lados de la pista (19 puntos y 10 rebotes sumó a la conclusión del partido).

El nigeriano se ganó aún más aplausos tras la reanudación, convirtiéndose en punta de lanza de una escapada (50 – 58, minuto 26) que se vio truncada por el desacierto en algunos triples bien lanzados. A pesar de ello, alcanzamos el último cuarto por delante (59 – 63).

Todo siguió por los mismos derroteros de la igualdad hasta el empate a 72 con el que entramos en los últimos cuatro minutos del partido. De repente el Brose Bamberg se agigantó y nos endosó un parcial de 8-0 que pareció sentenciar el duelo. Pero no habíamos llegado hasta ahí para entregarnos tan fácilmente.

Un robo de Zanna, un triple de O´Leary, un 2+1 de Cruz… y de la rabia por una derrota más que probable pasamos a la esperanza. Otro triple, esta vez de Eyenga, dos libres de Popovic… y la jugada final en la que Cruz anota un tiro libre, lanza a fallar adrede el segundo, O`Leary lucha el rebote y consigue un saque de fondo a nuestro favor. Clark la pasa a Cruz, un pase lejano pero tenso, y el último tiro con esa parábola de película que acaba con estallido de alegría. 88-89. “Imaginaque”.

Departamento de Comunicación del Montakit Fuenlabrada.

Foto: Basketball Champions League.  




GALERÍA

celebración Bamberg.jpg 

REDES SOCIALES

FACEBOOK

TWITTER

Google +

https://www.paykasabozdurmaa.com/