ACTUALIDAD

El Montakit Fuenlabrada ha perdido 78 – 71 en un partido peleado pero en el que casi siempre fuimos un pasito por detrás del AEK. Pusimos más empeño que acierto y tuvimos el susto de Lucas Nogueira que sufrió una torcedura de tobillo



08 de noviembre de 2018
No prendió la llama en Atenas

Poco más de 50 segundos se habían jugado cuando Néstor García pidió tiempo muerto. Así de mal le pareció el arranque del equipo. A partir de entonces poco se le puede reprochar al Montakit Fuenlabrada en cuanto a actitud, peleando en la pista del actual campeón de la Basketball Champions League y dejando la impresión de que viviremos un partido más que interesante cuando vengan a visitarnos al Fernando Martín.

Lo primero que mejoramos tras el madrugador tiempo muerto del Che fue el ataque, encontrando vías de anotación con penetraciones o con tiros exteriores. Nos costó más en defensa, pero tras los primeros cinco minutos logramos ajustar marcajes y rotaciones de modo que pasamos del 20 – 13 del minuto 6 al 31 – 32 del minuto 16.

Desperdiciamos a continuación varios ataques y el conjunto griego lo aprovechó para retomar el mando del juego y del marcador antes del descanso, al que se llegó con 41 – 34. Estaba claro ya entonces que las pérdidas de balón nos estaban lastrando sobremanera.

Lo corregimos en la reanudación y con un baloncesto muy serio mostramos nuestro mejor juego. Circulación de balón, con agresividad hacia el aro, corriendo cuando era posible y con Lucas Nogueira dejándose notar a ambos lados de la pista. Y se repitió la historia: después de tanto remar para ponernos por encima con una bella penetración de O’Leary (47 – 48, minuto 25), bofetada en los morros por parte del AEK en forma de parcial de 12 – 0 (59 – 48, minuto 28).

Sin embargo no estábamos por la labor de bajar los brazos. Una reacción en las postrimerías del tercer periodo nos hizo encarar el cuarto con optimismo (59 – 54), una sensación que se tornó en preocupación cuando el tobillo izquierdo de Nogueira se torció y mandó al pívot brasileño al banquillo con claros gestos de dolor. Restaban nueve minutos para la conclusión del choque.

Y de nuevo se repitió el guion. Escapada del AEK (66 – 55) y reacción del Montakit Fuenlabrada que nos llevó a ponernos 66 – 62 y con posesión de balón. Pero un triple bien lanzado por Llorca lo escupió el aro y a continuación el cuadro local volvió a estirarse (70 – 62). Ese fue el estirón definitivo porque no pudimos acercarnos más que a cinco puntos metidos ya en el último minuto. A la postre, merecida victoria del AEK por 78 – 71 en un partido que nos deja la sensación de que este grupo C va a estar muy peleado hasta el final porque no hay ningún equipo que sea claramente superior a los demás.

Ahora toca recuperarse bien del esfuerzo. Popovic, que no viajó para hacer trabajo específico en Fuenlabrada, se unirá al grupo cuando volvamos a entrenar el viernes. Y queda pendiente ver la evolución del tobillo de Lucas Nogueira, las pruebas físicas nos dirán el alcance de esa fea torcedura en el parqué del OAKA. Ya tenemos los focos apuntando a los dos próximos partidos, que serán en casa: el domingo día 11 a las 19:30 horas recibimos al Real Madrid. El miércoles día 14 a las 20:30 horas haremos lo propio con el Nymburk. Esto no para.

Departamento de Comunicación del Montakit Fuenlabrada.   

Foto: Basketball Champions League.




GALERÍA

Nogueira vs AEK.jpg 

REDES SOCIALES

FACEBOOK

TWITTER

Google +

https://www.paykasabozdurmaa.com/