ACTUALIDAD

De rima en rima, de verso en verso, cerramos la carpeta de la victoria del domingo en nuestro pabellón. Lo hacemos con la poe-crónica de José Carlos Sánchez. Esto es "Baloncesto en verso"



02 de abril de 2019
Baloncesto en verso. El triunfo contra el UCAM Murcia

Tras, tris, tres

que ya son tres

las veces que cantamos victoria

en este último mes

que no queríamos vivir como vía Crucis.

Tres, como los puntos que suben al marcador

con el acierto tras la línea de seis setenta y cinco.

Tres, como las victorias que nos separan

del play off por el título.

¡Qué locura!

¿Se imaginan?

Después de atravesar el desierto.

El domingo, Murcia, era un rival directo

cuyo mejor fichaje estaba en el banquillo,

Sito Alonso, dio alma, criterio táctico

y sencillez para explotar los enormes recursos

de los que dispone el cuadro pimentonero.

Ambos equipos en el alambre,

ambos necesitados de resultados

ambos deseosos de ofrecer buen juego.

Y todo eso se hizo lastre gigante

al saltar de inicio a la cancha

presentando miedos y un enorme respeto.

Tras, tris, tres

pronto quedó en un amén

y se desató la locura en un carrusel

de canastas, contraataques, ritmo alto

y un combate a pecho descubierto

entre dos contendientes dispuestos a no bajar los brazos.

¡Grandioso espectáculo para disfrutar viendo!

Arrancaron las cadenas pesadas

a base de triples, ahora Paco, luego Eyenga,

Oleson y Kloof, dejándonos sin aliento.

Costaba seguirles el paso,

parecía tenis más que baloncesto.

E.J. frente a Askia Booker,

dos MVP cuesta abajo y sin frenos…

Y llegamos al descanso mano a mano,

dejando para el final mucho más y todo bueno.

Dominaron el rebote, a pesar de ser más pequeños,

pelearon los tableros y se llevaron el premio

de disfrutar más opciones.

Sorprendieron en defensa con zonas impares

altas, presionando en ambas bandas

sobre primeros pases de ataque.

Ni con esas fue bastante

para ponernos el ancla.

Una más a la buchaca

y a otra cosa mariposa.

Tras, tris, tres,

ya son diez nuestras victorias.

Un susto casi al comienzo,

el golpe que dejo ko

al gran capitán Marco Popovic.

Una vez recuperado, vemos ya muy de soslayo

las agujas afiladas de las torres burgalesas.

Nos estamos preparando para asaltar plaza amiga.

Ni góticos, ni aguas vivas,

una victoria y “pa’rriba”. 




GALERÍA

Balón Liga Endesa 18-19 03.jpg 

REDES SOCIALES