ACTUALIDAD

Reflexiones y conclusiones alrededor de la última victoria en Sevilla y del fin del campeonato



20 de mayo de 2013
Sensaciones y números

Campana y se acabó. El curso ha tocado a su fin en Sevillacon un triunfo por 68 – 76 que nos sitúa con un total de 12 victorias y nospermite adelantar al propio Cajasol y al Blancos de Rueda Valladolid paraascender hasta la decimocuarta y definitiva posición en la tabla con cuatrotriunfos de ventaja sobre el descenso.

Ha quedado la sensación entre los aficionados de que ha sidouna mala temporada, de que el equipo no ha respondido en muchos momentos alestilo clásico del Baloncesto Fuenlabrada de morder y pelear hasta el final,una sensación acrecentada por derrotas sonrojantes en casa como ante el GranCanaria o el Cai  Zaragoza, así comootras victorias que se nos escaparon lastimosamente en los minutos finalesfrente a UCAM Murcia o Lagun Aro GBC, también como locales.

Sin embargo, una temporada la componen 34 partidos, los 17de casa y los 17 de fuera, por lo que sería injusto evaluar toda la campaña poresos horrorosos encuentros en concreto. De hecho, si abrimos el foco está claroque el equipo ha ido de menos a más, ha firmado una segunda vuelta con ochotriunfos que nos colocaría justo en la mitad de la tabla, con triunfos deprestigio ante equipos de play-off.

Seguramente las sensaciones concordarían más con los númerossi el nivel de juego que hemos tenido a domicilio lo hubiéramos mostrado encasa. Por algún extraño motivo el rendimiento ha sido mejor de visitante que delocal. Tanto es así que sólo en la segunda vuelta hemos sumado cinco victorias fuerade casa, tantas como las que hemos conseguido en toda la temporada en elFernando Martín. Y por primera vez acabamos la temporada con más victorias enlos desplazamientos (5 en casa y 7 fuera).

Si los aficionados hubieran podido vibrar en casa conpartidazos como los jugados en Valladolid, Santiago de Compostela, Badalona oBilbao, las sensaciones serían mucho mejores. Doce victorias es una cifrahabitual para nosotros, de hecho ese balance de 12 - 22 es el más repetido ennuestra historia en ACB, pero claro, de esas 12 otros años habríamos paladeado nomenos de ocho o nueve en el Fernando Martín.

Así pues, ya tenemos el primer reto para la próximatemporada. Recuperar la consonancia entre las sensaciones y los números, entrela afición y el equipo. Y que el Fernando Martín sea de nuevo lo que siempre hasido. Un pabellón incómodo para los visitantes.  



REDES SOCIALES