ACTUALIDAD

El Urbas Fuenlabrada perdió en la visita a Badalona (80 – 75) tras un partido peleadísimo en el que siempre fuimos a remolque pero nunca tiramos la toalla. Nuestra capacidad reboteadora ofensiva nos dio vida, pero los bajos porcentajes de tiro nos alejaron de la victoria.



31 de enero de 2021
Lo rozamos

Es raro que se califique de igualado un partido en el que uno de los equipos apenas estuvo por delante en el marcador durante 17 segundos. Fue nuestro caso. El 48 – 49 con el que lideramos tras un 2 + 1 de Eyenga duró 17 segundos. El resto del tiempo estuvimos por detrás. Y aun así el partido fue de verdad igualado.

Con dos partes muy distintas en cuanto al volumen de anotación, pero manteniendo el patrón. Mandaba el Joventut, que intentaba escaparse, pero el Urbas Fuenlabrada siempre estaba ahí, dispuesto a agarrarse al partido a pesar de nuestros bajos porcentajes de tiro. Porcentajes en parte producto de las buenas defensas rivales y en parte producto de nuestra falta de acierto incluso en tiros cercanos al aro con buena posición.

Fallábamos sí, pero la voluntad de ganar se demostraba en la misma acción: ¡cómo íbamos al rebote de ataque en cada tiro! Dicen que rebotear es querer, pues quisimos mucho. Hasta 20 rebotes ofensivos capturamos, más incluso que en defensa (18).

Y en ese permanente pulso enjugábamos cada ventaja que alcanzaban los locales. Del 17 – 9 al 21 – 19. Del 31 – 21 al empate a 31 con el que arrancamos la segunda mitad. Una segunda parte en la que ambos equipos elevaron su nivel de anotación. En uno de esos ramalazos de talento, el Joventut se escapó para tomar la máxima renta del encuentro con el 70 – 59 a falta de poco más de seis minutos para el final.

Las cosas se complicaban, incluso más teniendo en cuenta que Sharma apenas pudo jugar por problemas gastrointestinales, que Trimble quedó fuera en ese tramo final por un fuerte golpe y que Cheatham se llevó otro disgusto por un impacto en la cara que también lo sacó del campo.

Y a pesar de los pesares volvimos. Dos triples consecutivos de Novak, el único acertado en la larga distancia, nos colocaron 74 – 73 en el minuto 38. Entonces el factor que nos había mantenido con vida se volvió en nuestra contra. Dos rebotes ofensivos del Jovenut se tradujeron en cuatro decisivos puntos para acabar sentenciando el partido (80 – 75).

Javi Juárez se mostraba orgulloso por la actitud del equipo en la rueda de prensa posterior. Igual que se sintió la gran mayoría de la afición. Igual que queremos sentirnos cuando acabe el choque del próximo domingo en casa contra el Unicaja. Orgullosos y contentos por que esa actitud venga también acompañada de acierto y por ende de victoria.  

Departamento de Comunicación del Urbas Fuenlabrada.

Imagen de ACB Photo - D. Grau.




GALERÍA

Alexander 20-21 vs Joventut (acbphoto - D Grau).jpg 

REDES SOCIALES