ACTUALIDAD

El Urbas Fuenlabrada perdió un partido disputadísimo ante el Morabanc Andorra en el que ambos equipos se emplearon a fondo en defensa. En los tres últimos minutos se nos escapó el partido en una cascada de situaciones adversas para nosotros. El 65 – 75 final es engañoso tras la igualdad permanente que hubo en el choque.



18 de marzo de 2021
Defensa sin recompensa

El cabreo por perder y por cómo se perdió aún perdura, claro. También el convencimiento de que mantener el trabajo defensivo de anoche llevará al Urbas Fuenlabrada a ganar partidos y lograr el objetivo. No siempre vamos a sufrir un final de partido tan aciago como el de ayer.

El arranque del partido fue negativo. Atascados en ataque, tardamos varios minutos en entonarnos en defensa, pero lo hicimos a tiempo para evitar la escapada rival. Del 8 – 17 pasamos al 25 – 26 mediado el segundo periodo. Para entonces estaba claro que la energía y la buena coordinación defensiva de ambos equipos estaban imponiéndose a los ataques. ¡Lástima además de varias situaciones de contraataque y de tiros abiertos bien trabajados en los que no anotamos! 30 – 29 nos fuimos ganando al descanso.

La muñeca de Jelinek se erigió en protagonista tras la reanudación con ocho puntos consecutivos (30 – 37), pero volvimos a remar conjuntamente en defensa y punto a punto igualamos de nuevo el marcador (38 – 37, minuto 24). El pulso fue constante en ese tramo, con ventajas mínimas para uno u otro equipo.

Y así alcanzamos los tres últimos minutos. Con 61 – 59 y balón en nuestro poder, un pase de Trimble para dejar solo y en posición de tiro a Novak fue interceptado por los reflejos de la defensa andorrana para a continuación anotar al contraataque (61 – 61). En la acción siguiente un árbitro pitó una surrealista falta en ataque de Trimble y los visitantes lo aprovecharon para castigarnos con un triple (61 – 64). Fallamos luego dos tiros cerca del aro. Acto seguido en la zona contraria permaneció Parakhouski un rato hasta que recibió para anotar el 61 – 66.

Restaba 1:22 para el final y la situación se nos había complicado sobremanera. Sumamos en la siguiente jugada (63 – 66), en su ataque el Andorra dejó empotrado el balón entre el aro y el tablero y resultó que la flecha les favorecía en el turno de posesión, una posesión que aprovecharon con un triple de Sy que anotaba así su única canasta en todo el partido (63 – 69).

Volvimos a la carga y encestamos de dos puntos (65 – 69 a 23 segundos del final). Presionamos sobre el saque de fondo y en el 2x1 el jugador andorrano pisa la línea de fondo, pero el árbitro lo obvia para señalar en leve contacto como falta. Anota los dos libres (65 – 71). Erramos el siguiente ataque y ahí se acabó. El carrusel de tiros libres acabó poniendo el definitivo 65 – 75.

Cabeza alta y a mirar hacia delante donde ya se ve el partido del próximo martes contra el UCAM Murcia también en el Fernando Martín. Mantener el nivel defensivo de anoche será la clave para poder vencer. Nos lo hemos demostrado a nosotros mismos.

Departamento de Comunicación del Urbas Fuenlabrada.

Foto de Alba Pacheco.




GALERÍA

_APB_FUENAND-10.jpg 

REDES SOCIALES