ACTUALIDAD

El competidísimo derbi que vivimos anoche entre el Movistar Estudiantes y el Baloncesto Fuenlabrada acabó con triunfo colegial (98 – 83) debido a su mayor poderío físico en el tramo final del partido y a la inspiradísima actuación de algunos de sus jugadores.



13 de marzo de 2024
El poderío físico del Estu decantó la balanza

Poco tuvo que ver el derbi de anoche con el que protagonizamos en el primer tramo de la temporada. La neta superioridad del Estu en aquel partido de noviembre contrasta con el bonito pulso que ambos equipos sostuvieron ayer. La escasísima capacidad del Magariños no admitió asistencia de afición fuenlabreña al encuentro, pero nuestro equipo dio la cara por todos ellos.

Nos faltó mayor capacidad física para mantener el desafío en el último tramo del partido y nos sobró inspiración en algún jugador del rival, sobre todo de un desatado Carrera, factor clave del encuentro. Al final, 98 – 83, un marcador demasiado abultado para lo que fue el desarrollo del partido.

En el inicio vimos a un Fuenla descarado, confiado en sus capacidades ofensivas, sabiendo compartir el balón para hallar al compañero en buena posición de tiro. Así, con el añadido de controlar nuestro rebote defensivo, establecimos una apreciable renta: 12 – 21, minuto 7 de partido.

La distancia se mantenía ya metidos en el segundo periodo (19 – 28). Fue entonces cuando Carrera asumió protagonismo exhibiendo un acierto inusual. Eran minutos en los que el juego coral del Fuenla se contraponía a las resoluciones individuales del Estudiantes (32 – 36, minuto 15). Un par de transiciones mal defendidas por nuestra parte facilitaron que al descanso los locales se fueran por delante: 51 – 50.

Nos costó mucho más anotar tras la vuelta de vestuarios y el Estu amenazó con distanciarse (61 – 53, minuto 25). Pero reaccionamos a continuación para igualar el marcador (61 – 60). El partido estaba resultando apasionante con alternativas en lo táctico y en el resultado. Lástima que en el último minuto del tercer periodo desperdiciáramos tres tiros desde posiciones cercanas al aro que nos habrían podido devolver la delantera en el marcador.

Y llegó el último cuarto. Y ahí se fue decantando la balanza en favor del rival, más capaz físicamente. A la vez las faltas nos castigaban sobremanera: ni una señalada contra el Estudiantes y nosotros ya con la losa del bonus porque nos habían indicado cuatro personales en apenas tres minutos de juego. Nos agarramos al partido con lo que pudimos (81 – 73, minuto 35), pero en el tramo final no alcanzamos a responder con suficientes argumentos como para optar a la victoria.

En apenas cuatro días volvemos a competir, será en casa ante el Leyma Coruña, líder de la competición. Huelga decir que los gallegos nos exigirán el máximo para vencer el encuentro. En el derbi de anoche demostramos durante muchos minutos que podemos hacerlo. Además, el sábado el equipo sí tendrá a su gente alentándole.

Departamento de Comunicación del Baloncesto Fuenlabrada.

Foto Estudiantes.




GALERÍA

Swing 23-24 vs Estu (Estudiantes).jpg 

REDES SOCIALES